buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:03 min. rellotge



Sandro Botticelli

Se le conoce por ser uno de los pintores de La Capilla Sixtina, aunque su labor no fue reconocida hasta más tarde.

Alessandro Di Mariano Filipepi nació en 1445 en el seno de una familia cuya actividad principal era la artesanía, lo que llevó al pintor a interesarse, inicialmente, por la orfebrería, considerado como uno de los mejores oficios del siglo XV.

A pesar de su nombre original, pronto tomó el apodo “Botticelli” (por el que se le conocería por el resto de los tiempos) de su hermano mayor, al que se conocía por su gran voluminosidad y que fue legando el mote a sus hermanos. Pero, aunque había orientado su vida laboral en el mundo de la artesanía, su existencia cambió cuando cumplió 17 años; Impulsado por su padre, ingresó en el taller de Fra Fillippo Lippi (importante figura del Quattrocento italiano), que en ese momento estaba realizando un fresco que había sido encargado para el Convento del Carmen. Su aprendizaje en Prato duró cinco años y aprendió a utilizar el control de Fillippo Lippi en las formas tridimensionales, la delicadeza de los rostros, expresiones y gestos de los figurantes de sus obras, sin olvidarse de los detalles decorativos.

A pesar de verse claramente influenciado por este autor, también se impresionó por los monumentos que realizaban los hermanos Pollaiuolo, con los que unos años más tarde (1470) colaboró en una serie de la “Fortitud”, que se encuentra en la galería de Uffizi.
Con todos estos influjos, el autor fue perfilando su estilo, basado en la delicadeza sentimentalista, lleno de un color que le caracterizaría por el resto de los tiempos y dejando a un lado el realismo en su significado más estricto. Pero no realiza sus primeros trabajos hasta 1465; la obra más importante sería “Madonnas con Niño”.

En 1470 ya inaugura su propio taller en la calle Via della Porcelana, en Florencia, en una casa que adquirió su padre seis años atrás. Fue entonces cuando recibió su primer gran encargo oficial: “La Fortaleza” para los “Sei della Mercancía”. En esta época también dibujó escenas como “Regreso de Judith a Betulia”, una segunda “Epifanía” (la primera la realizó en sus comienzos como pintor) o la “Virgen de la Eucaristía”.
Dos años después fue admitido en la Hermandad de Pintores de San Lucas y en 1473 logró trabajar para la iglesia de María Maggiore. Su trayectoria comenzaba a estar en auge y en el año 1474 se trasladó a Pisa para realizar una serie de frescos en el cementerio de la localidad italiana, representando la figura de la Virgen, aunque esta ya no se conserva.

Otro de los momentos estelares en la vida de Sandro Boticcelli tiene lugar en 1475 cuando establece una estrecha relación con la familia Médici. Esta unión produciría grandes éxitos. Lorenzo de Médici apreció enseguida el talento de Sandro, que se empeñaba concienzudamente en utilizar una técnica basada en realizar una forma circular llamada “tondo” y que produjo muchos desnudos femeninos, entre ellos, el destacado “Nacimiento de Venus”. Todo ello no hubiera sido posible sin el surgimiento del neoplatonismo, que mezclaba temas cristianos y paganos con la elevación del esteticismo como un elemento importante para el arte.
En esa época, fue totalmente novedosa la introducción de obras a grandes escalas y que no reflejaban escenas religiosas, pues, la vinculación del mecenas con el nuevo movimiento del neoplatonismo hacía que las obras tuvieran un carácter claramente simbólico. Es entonces cuando realiza trabajos como los retratos de “Giuliano de Médici”, con los que consiguió aumentar su prestigio. Tanto es así que llegó a ser llamado por el Papa Sixto IV en julio de 1481 para colaborar en la decoración de La Capilla Sixtina junto a otras grandes figuras: Ghirlandaio, Perugino, Pinturicchio y Cosimo Rosselli. Se trataba de una pintura que reflejara la posición del papado por encima de todas las cosas. Así, las pinturas de Botticelli tuvieron mucho éxito, entre ellas están los frescos de “Las pruebas de Moisés”, “El Castigo de los rebeldes” o “La tentación de Cristo”. Al mismo tiempo que realiza este encargo, la forma de pintar del autor se vuelve más sobria: elimina los detalles decorativos y los bodegones sustituyéndolos por obras más medievales, con una perspectiva totalmente diferente e invertida.

Cuando terminó su trabajo en la Ciudad del Vaticano, decidió volver a Florencia, donde le comunicaron la defunción de su padre. A partir de este momento Botticelli da otro giro en su trayectoria como pintor y compone sus obras más importantes: “Nastagio degli Onesti”, “Madonna del Magnificat” o la de la “Granada”.
No olvida tampoco reflejar escenas mitológicas, entre las que se encuentran el “Nacimiento de Venus” o la “Primavera”, con las que aumentó, aún más, su éxito. A partir de estas creaciones, los historiadores y expertos en arte han configurado una definición de la pintura y cultura flamencas contemporáneas a Sandro.

Con el segundo cuadro se puede apreciar una perspectiva diferente a la hora de dibujar: el trazo se centra en los contornos y realza la fuerza y la gloria de las figuras que habitan en sus pinturas. Encontramos en este punto, una diferenciación muy clara con otro de los autores más importantes en el mundo de las artes: Leonardo da Vinci. Mientras que este importante italiano se esfuerza por realzar la realidad, Botticelli decide decantarse por ir más allá del tiempo. Hace desaparecer el espacio, la luz y busca el volumen como origen de todas las cosas. Dentro de estas apreciaciones también entra la serie de cuatro cuadros de “Nastapio degli Honesti” (Museo del Prado, Madrid), donde recrea una de las historias del “Decamerón” de Bocaccio.

Gracias a su trayectoria y al momento en el que se encontraba, el renacentista italiano más importante del siglo XV recibe los encargos de las familias más prestigiosas de Florencia en ese momento. Así se dedica a pintar el “Retablo Bardi” o la “Anunciación”, donde se hacen evidentes dos estilos que se llegan a mezclar: el renacimiento y el espíritu del gótico tardío, sin olvidar el gusto de sus clientes, lo que le proporcionó más encargos por parte de la población italiana de clase alta.

Dejando a un lado su vida profesional y centrándonos en la vida personal, se puede decir que Sandro era un hombre profundamente religioso, pero en una época se decantó por seguir a Savonarola, lo que le precipitó a quemar sus propias pinturas de temas paganos en la notoria “Hoguera de las vanidades”.
Algo más de un año después Savonarola fue ahorcado y quemado en la hoguera acusado de herejía. Con el fallecimiento de esta figura tan importante e influyente para Botticelli se produjo un aumento del ascetismo en sus trabajos (Sandro se encontraba profundamente afectado por la muerte de uno de sus ídolos.
Hacia 1500 el estilo de Sandro ya estaba totalmente superado por el de sus contemporáneos Leonardo da Vinci o Miguel Ángel.

Diez años después fallece y es enterrado en el cementerio de Ognissanti.

Botticelli permaneció en un lado oscuro, desconocido y casi olvidado durante siglos, hasta la recuperación de su figura y su obra a mediados del siglo XIX, donde se le reconoció como uno de los mejores pintores del renacimiento italiano.








...por Coral Malanda ...por Coral Malanda


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




4 comentarios en Sandro Botticelli

  1. Hablar de Sandro Botticelli es hablar de una de sus obras cumbres: “La primavera”.

  2. Ciertamente la obra de Sandro Botticelli se ha considerado representativa de la gracia lineal de la pintura del primer Renacimiento, y “El nacimiento de Venus” y “La primavera” son, actualmente, de las obras maestras florentinas más conocidas.

  3. Me ha ayudado mucho la biografía de Sandro Botticelli para un trabajo escolar, ¡me han puesto un 10! Gracias.

  4. Encontré dos curiosidades sobre Sandro Botticelli que me gustaría compartir con ustedes:

    1) - Un cráter del planeta Mercurio ha recibido su nombre por este pintor: cráter Botticelli.
    2) - Su nombre está incluido en la lista de los imaginarios Grandes Maestros del presunto Priorato de Sión.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2014 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::