buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:11 min. rellotge



Piet Mondrian

Es el pintor de los paisajes serenos, de grises delicados, malvas y verdes oscuros. Es holandés y fue el fundador del neoplasticismo, junto con Theo van Doesburg en el siglo XIX.

El nombre de este revolucionario de las artes es Pieter Cornelius, aunque siempre fue conocido por su apellido, Mondrian. Nació en 1872 en un pueblo llamado Amersfoort, de Holanda. Una de las personas que más empujó y suscitó el interés de Mondrian por el arte fue su propio padre, que era profesor de escuela y calvinista activo, que siempre contó con la ayuda de sy hijo para pintar escenas históricas de trasfondo moralizante.

Es más tarde cuando se encuentra con problemas dentro de su propia familia, al declarar que quiere abandonar su carrera como profesor de dibujo para dedicarse a una actividad más creadora. De este modo, se inscribe en la Academia de Bellas Artes de Ámsterdam y se relaciona en los ambientes más artísticos e la ciudad. Con esos contactos llegarían sus primeros conocimientos del esoterismo, especialmente la teosofía, que irían poco a poco alejándole de las creencias calvinistas que le inculcó su padre. Su vida artística no fue fácil en sus comienzos, y se dedicó a hacer copias de los cuadros del Rijkmuseum y obras por encargo. Durante una etapa de su vida vivió la ruptura entre una actividad creadora muy acusada y poco comercial y los trabajos de la naturaleza alimenticia. Sus primeras obras personales llegarían poco después. Se trataba de la creación de hermosos paisajes, en parte, gracias a la influencia de su tío, Frits Mondrian.

En su vida, al igual que en la vida de cualquier artista que se dedique a la pintura, recibió muchas influencias, y en 1907 decide cambiar su estilo; todo ello debido a la impresión que le provocaron las obras de pintores como Van Gogh, Kees van Dongen o Edvard Munch. Estos cambios son muy acusados en sus pinturas, que pasan de los colores pasteles imitando el medio físico que reproduce, por una amplia paleta de colores puros aplicados de forma aleatoria. Ahora sus temas son antinaturalistas y se aproxima a las creaciones de los expresionistas alemanes.
Pero su trayectoria no se paró en este punto, sino que seguía admirando las obras de sus contemporáneos. Así llega a conocer los trabajos cubistas de Picasso y Braque, así que en 1912 decide trasladarse a París y adaptar las características del cubismo, interesado, fundamentalmente, en reducir las formas individuales a una fórmula más espacial y general.
También atiende a una visión más sintética del cubismo, y lo desarrolla en su estudio de la Rue de Départ, al tiempo que muestra ya una tendencia clara hacia la abstracción.

En 1913, el nombre de Mondrian ya comienza a tener sobrenombre en la sociedad parisina, de hecho, en este mismo año toma contacto con la familia de industriales Kröller-Müller y se compromete a realizar un número de cuadros anuales a cambio de un salario fijo.

Al igual que multitud de artistas y personajes de la época, a Mondrian también le sorprendió el estallido de la Primera Guerra Mundial. En este tiempo el pintor se encontraba en su país natal, donde había viajado a causa de la enfermedad de su padre, obligándole a permanecer en Holanda durante cuatro años seguidos. Al separarse de la vida francesa, comienza a construir las bases de su obra más madura, en donde se deja influir por varios personajes; uno de ellos es el teósofo y matemático Schoenmaekers, en cuyos escritos se pueden encontrar vestigios de Mondrian, sobre todo cuando habla de la ortogonalidad o el uso exclusivo de los tres colores primarios: cian, magenta y amarillo. Parece contradictorio con la tradición que ya seguían sus cuadros, pero Mondrian decide abandonar el cubismo y se entrega a las formas geométricas abstractas y los colores vivos, todo gracias al pintor Bart van der Lek, pero no sería la figura más influyente en su vida, sino que ese espacio le corresponde al artista Theo can Doesburg, al que conoció en esa época y quien le ofreció la posibilidad de publicar sus ideas en la revista que se propone editar; la llamaría “De Stjil” y salió en el año 1917. Desde ella expresaban su completo rechazo de la realidad como símbolo de sus obras y la reducción del lenguaje a sus elementos básicos. Este estilo sería lo que el autor llamó y bautizó como Neoplasticismo, donde se pretende alcanzar la objetividad, desvinculando a las obras de arte de la realidad y la percepción del momento.

En su búsqueda de universales plásticos utilizó los principios geométricos que reducen las figuras a la forma y el color: formaba ángulos rectos y se limitaba a la utilización de los colores primarios, además de incorporar el negro, blanco y gris a sus composiciones.
Por eso, la intencionalidad del neoplasticismo es hacer una representación de la realidad y expresar la unidad de la naturaleza. Pero, es más tarde cuando este pintor holandés comienza a aplicar el proceso de simplificación formal que hacia 1920 le llevará a configurar sus obras basadas en tramas de líneas ortogonales que enmarcan rectángulos de los colores primarios. Estas fueron la creaciones que más famoso le han hecho en toda la historia del arte.

Aun así, un año antes de realizar estas últimas obras, se trasladó a París, y para subsistir se vió obligado a recuperar su actividad de pintor de flores. Pese a estas dificultades económicas, su obra adquiere más reconocimiento y en 1922, con motivo su cincuenta cumpleaños, sus amigos organizan una exposición en la ciudad de Ámsterdam.

En 1925 se produce la ruptura con Van Doesbrug a raíz de la adopción, por parte de este, de la línea diagonal en lo que se denomina elementalismo, y que Mondrian consideraba como una clara traición a sus principios estéticos del arte. Así que se desvinculó totalmente del grupo “De Stijl” y en 1931 se unió a la organización Abstraction-Création de August Herbin, donde tuvo contacto con Alexander Calder, sobre el que tuvo una gran influencia. Su fama se acrecentaba cada vez más, de hecho se consolida su nombre entre la vanguardia parisina y es invitado a participar en numerosas exposiciones. De forma paralela a su vida artística, seguía exponiendo sus ideas en ensayos teóricos, como “El arte y la vida” (publicado en el año 1930) o “Arte plástico y Arte plástico Puro” de 1937.

Una nueva guerra se hace inminente, y Piet decide trasladarse a Inglaterra en 1938, donde sólo permanece dos años, pues en 1940, tras los intensos bombardeos que sufre en Londres, el artista parte hacia Nueva York. Esta ciudad también va a ser provocadora de un nuevo cambio de su pintura, así obtenemos obras como “Broadway Boggie-Woogie” y “Victory Boggie-Woogie”.
Esta última influencia no pudo explotarla mucho, pues una neumonía acabó con su vida el 1 de febrero de 1944. La gran exposición que se celebró un año después de su muerte en el Museo de Arte Moderno de Nueva York dejó constancia de la gran influencia que Mondrian tuvo en el arte contemporáneo.

Ejerció influencia sobre autores como Alexander Calder, Vasarely o Sean Scully, que utilizan sus técnicas, aunque se esfuerzan por darle un toque novedoso, favoreciendo a la transición del neoplasticismo, yendo más allá de la pura abstracción y la geometría.








...por Coral Malanda ...por Coral Malanda


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




1 comentario en Piet Mondrian

  1. Me ha gustado mucho la biografía de Mondrian, tanto que la he utilizado en un trabajo de historia del arte.

    Gracias.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2017 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::