buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:35 min. rellotge



Las siete maravillas del mundo antiguo

Hoy algunas desaparecidas, pero aun comentadas, las siete maravillas del mundo antiguo dan paso a las mas bellas historias y leyendas jamás contadas.

En un largo proceso de erudición y sapienza, sin quererlo los sabios del pasado nos dejaron las siete maravillas del mundo antiguo como legado de deleite, relacionando estas con la cifra mágica del siete. Pues el siete se creía un número especial, el cual regía muchos aspectos comunes de la vida, como los planetas, los días de la semana o los sabios de Grecia.

El sólo nombre de cualquiera de estas bellezas singulares, participes de un conjunto mágico y sin parangón, daba lugar a ser descritas y mentadas por todo tipo de viajeros. Estos sabios que consiguieron reducir sus maravillas a siete se basaron en algunas cualidades concretas pero variadas, por ello se tuvo en cuanta la valía artística, la dificultad técnica, la avanzada ingeniaría, todos ellos recursos en los que estas obras sobresalían sobre sus coetáneas. Estas selecciones abarcaban todo el mundo antiguo conocido, llegando a emparejarse en su significado algunas de ellas. Nos encontramos con dos monumentos funerarios, el de Halicarnaso del mundo asiático y el de Egipto del mundo oriental, ambos con un mismo fin pero de muy diferente manufactura y concepción. La entrada de dos puertos, marcada de manera majestuosa e única, con dos monumentos especiales como fueron el Coloso de Rodas o el Faro de Alejandría. Y finalmente en este juego de parejas los dos referentes relacionados con el culto, el Artemision y el Zeus de Olimpia, ambos de antigua factoría remontados a la época micénica que se alzaban como meta de viajeros y referente obligado del culto pagano. Sólo queda sin pareja un conjunto que se sale de lo habitual por su naturaleza, los jardines colgantes de Babilonia, un oasis paradisíaco creado por el hombre. Veamos ahora lo que significaron por separado cada uno de los componentes de esta lista privilegiada.

En primer lugar hablaremos las pirámides de Egipto que fueron la mayor obra funeraria que el hombre pudo construir, representando la fuerza sobrenatural y la grandeza de un pueblo. Estas tres maravillas nos llegan indemnes hasta nuestros días, gracias a la magia que protege este sorprendente lugar. Las noticias mas fehacientes que tenemos sobre este lugar pertenecen a Napoleón, cuando en 1798 realizó una expedición por aquellas tierras, y publicó en 28 volúmenes una completa descripción del país. Parece ser que la verdadera protagonista de esta primera maravilla era la pirámide mayor, dedicada al faraón Jufu, Queope o Keops, la más grande y armónica de todas ellas. Su denominación de maravillosa se debe no solo a su manufactura colosal y a su excelsa labor de ingeniaría, sino también a lo hallado en su interior, el pasillo y la Cámara del Faraón. Muestras de un conocimiento desmesurado para esa época, donde cada milímetro del conjunto esta medido cautelosamente.

La siguiente maravilla que protagoniza nuestra lista es el Mausoleo de Halicarnaso, hoy desaparecido, solo conocido a través de numerosas fuentes literarias totalmente verosímiles. Plinio el Viejo nos habla de ello en su Historia natural al igual que Vitruvio en su tratado de arquitectura. Este monumento era la tumba de Mausolo, rey gobernante de la zona minorasiatica de Caria hacia el año 373 a.C. Cuenta la historia que su esposa y a la vez hermana, Artemisia fue la que se encargó de erigirlo en honor a su esposo. Tal fue la magnitud de la tumba, que en años posteriores muchos otros reyes quisieron imitar esta forma de enterramiento, incluido el emperador Augusto. Por ello a partir de entonces este tipo de monumento funerario pasó a llamarse Mausoleo, recordando el primero realizado al rey Mausolo. Poco queda de esta obra, solo aquello encontrado por Sir Charles Thomas Newton, un joven conservador del Museo Británico quien a finales del XIX realizó una serie de excavaciones y estudios durante una misión diplomática en la zona, hallando piezas de singular belleza, entre otras las estatuas de los reyes, Mausolo y Artemisia.

La siguiente gran obra es el Coloso de Rodas, levantado por los rodios hace dos mil trescientos años. La escultura representaba a Helios, dios del sol, y se alzaba en representación de la libertad del pueblo rodio sobre el asedio terrible de Demetrio de Macedonia en su intento de recomponer el legendario reino de Alejandro Magno. Además parece ser, qué de todo el asedio lo más relevante fue una descomunal torre móvil de combate llamada Helepolis (conquistadora de ciudades). Al huir Demetrio, los rodios aprovecharon la estructura gigantesca de la torre para dar forma a su coloso. El encargado de la escultura fue Cares de Lindo discípulo de Lisipo, quién alzó una obra de excelsa calidad, la cual sostenía una antorcha, haciendo a su vez de faro y referencia claramente al dios sol, ensalzada también su imagen con una corona de puntas a modo de rayos de luz. De nuevo una palabra antigua como fue Coloso, del vocabulario dorio, pasó a formar parte del lenguaje moderno, significando grandiosidad. Como curiosidad comentar que el escultor francés Auguste Bartholdi se inspiró en esta idea para realizar en el siglo XIX su Estatua de la Libertad hoy representación del puerto y entrada, a la ciudad de Nueva York.

La última maravilla en incorporarse a la lista fue el Faro de Alejandría, un despliegue de arquitectura sin igual, que sirvió de referencia a las naves que se acercaban a tan histórica ciudad. De más de 135 metros de altura, cuentan las descripciones que era toda blanca y que estaba coronada por una gran estatua de Zeus. Se ha querido ver en esta construcción la idea de la mítica Torre de Babel, como guía luminosa y vigilante de la ciudad consagrada por Alejandro Magno.

Llegamos ahora al Templo de Artemis en Éfeso, cuenta Estrabón que era un templo dedicado al culto a la diosa, donde vivían numerosos monjes cuya vida estaba volcada a la deidad. Fue construido a mitades del siglo VI sobre un altar anterior que databa del 700 a.C. Sus arquitectos fueron los cretenses Cresifonte y Metágenes, colaborando también Teodoro de Samos, constructor del gran Hereo de Samos, levantado en un espacio privilegiado como en este caso.

En otro gran templo, situado en Olimpia se hallaba otra de nuestras maravillas, la estatua del poderoso Zeus. Levantada por los eleos a mediados del siglo V, dedicada al dios más poderoso, de aspecto crisoelefantino (de chrisós, oro, marfil y elephas). Su escultor no pudo ser otro que el gran Fidias, autor también de la bella Atenea Parthenos de la Acrópolis de Atenas. Sin embargo no ha llegado a nosotros más que alguna pequeña copia en monedas, y algunas obras inspiradas en ella. Tiene entorno a su historia una leyenda donde cuenta que el mismo Zeus dio su aprobación a la obra, cuando Fidias, ya terminada la estatua le preguntó al cielo sí la obra era de su agrado, y el dios mando un rayo a escasos metros de él.

Finalmente la excepción de la lista, los jardines colgantes de Babilonia, construidos para alegrar la vida de una reina. Realizados por Antipater de Sidón y por Filón de Bizancio, sin ningún ejemplo de referencia que nosotros conozcamos. Asociados a una reina mítica Semiramis, aunque su nombre no ha aparecido nunca en ningún texto, ni inscripción conservada de Babilonia. Sin embargo, la historia que nos es contada por Beroso un historiador babilonio, atribuye la inspiración a Nabucodonosor II. En su Historia, Beroso, cuenta que el rey se había casado con la hija del último monarca medo, llamada Amytis, y que esta añoraba los parajes verdes de su tierra natal. También Diodoro de Sicilia señala la atribución de los jardines a otro rey asirio, pero que en el mismo caso fueron realizados para alegrar la estancia de su esposa. Realizados a base de cubiertas aterrazadas, sus jardines fueron meticulosamente estudiados, confeccionando un conjunto sin igual.








...por Laura Alonso ...por Laura Alonso


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2017 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::