buscar
Espanol flagIngles flag






Tiempo estimado de lectura 5:42 min. rellotge



La Primavera: Sandro Botticelli

Música, filosofía, mitología, pintura…todas estas excelsas artes y ciencias se encuentran presentes en una de las obras maestras del Quattrocento florentino.

Sandro Botticelli nació en Florencia en 1445 donde desarrolló su arte dentro del marco renacentista. Este siglo XV se caracteriza por la presencia de artistas preocupados por la luz, el color, la perspectiva y sobre todo por el estudio anatómico del hombre.

Hacia 1475 Botticelli se encuentra en la etapa central de su carrera y será entonces, cuando comience a preocuparse por la temática mitológica que tan característica es en su obra. En 1482 es requerido por la Signoria de Florencia, junto a otros artistas, para decorar la nueva ala magna del palacio. Dicho encargo se efectúa tras su estancia en Roma, donde ha adquirido conocimientos y prestigio, mieles que comienza a recoger nada más volver a su ciudad natal. Sin embargo, durante estos años no desatiende los encargos privados provenientes de su gran mecenas, la familia Médicis, sobre todo los solicitados por Lorenzo de Pierfrancesco. Es para él, y para su familia, para los que realizó varias obras importantes de temática mitológica. Estando entre ellas, la que aquí nos interesa, “La Primavera”, un canto a la sensualidad y a la pintura en general.

Según nos cuenta Vasari fue realizada para Villa de Castello, y adquirida, posteriormente por Lorenzo de Pierfrancesco para colocarla en las estancias de su castillo. Con posterioridad se ha conocido que su lugar original fueron las estancias florentinas de los Médicis. Concretamente ésta se situaba en una habitación contigua al dormitorio principal, colocada en una pared y colgada por encima del nivel de los ojos. Es importante en esta obra hablar de la perspectiva, pues de ella depende la comprensión de su conjunto. En este lienzo se aleja el artista de las concepciones básicas de la perspectiva como elemento espacial, de la luz como parte de la realidad, o de las formas como medio de concreción del espacio. Aquí se crea un campo por medio de la alineación de troncos, de los ritmos lineales de las figuras, y de las diferentes composiciones vegetales, las que crean la profundidad. Todos los grupos bailan sobre un escenario imaginario, iluminados por focos de luz individuales, que aísla a unos de otros. Este tratamiento hace que consiga lograr una armonía y un equilibro casi de carácter universal, accede a lo divino y a la bondad a través de la belleza; aunando los conceptos filosóficos con la religión cristiana. Estos términos tan intelectuales responden a lo conocido por Botticelli en el entorno de los Médicis donde se relacionó con filósofos como Marsilio Ficino o Poliziano. El artista florentino plasma estas ideas a través de bellos personajes que aparecen sobre un hermoso jardín lleno de frutales. Entre dichos personajes, sobresale la figura central que representa a la Diosa Flora símbolo de la primavera que esparce flores allá por donde pasa. Se encuentra acompañada del viento Céfiro, de la Diosa Venus al centro, de las tres Gracias danzando y del Dios Mercurio, en el lateral izquierdo mirando hacia el cielo. Este grupo de personajes ha sido protagonista de varias interpretaciones, algunas de las cuales citaremos aquí brevemente. En primer lugar se plantearon la fuente bibliografica que supuso la inspiración para el pintor. Se habla del poema de “Giostra” de Poliziano donde se describe los amores de Giuliano de Médicis y de Simonetta Cattaneo Vespucci, aunque la narración de la historia que narra Poliziano no concuerda exactamente con lo que observamos.

Sin embargo, se puede afirmar que la historia aquí pintada responde a las teorías filosóficas neoplatónicas del entorno florentino. Otra explicación corresponde a la dada en 1972 por Edgar Wind, él se centra en esta idea neoplatónica y divide la escena en cuatro zonas. En la derecha aparece Céfiro persiguiendo a la ninfa de la tierra Cloris, siguiendo el texto Fastos de Ovidio. Así Céfiro juega el papel del Amor y la ninfa la de la Castidad; y de la unión de ambos surgirá la bella Flora simbolizando la victoria de la primavera. Este grupo de tres se corresponde a las otras tres figuras del lado izquierdo, donde las tres Gracias personifican cada una de estas cualidades, la Castidad, la Voluptuosidad como símbolo de la pasión del amor, y la Pulcritud la que exhibe su belleza con decoro. Así en conjunto será la representación de la belleza del amor, movido por el juicio y la pasión. La Diosa Venus actúa como centro moderador de estos sentimientos. Es el centro del equilibrio, pues sin ella se desatarían las fuerzas de la naturaleza. Mientras Mercurio será el enlace entre lo terrenal y lo divino, actuando aquí como mensajero de los dioses, y mirando hacía arriba nos indica que se debe abandonar el mundo terrestre para poder elevarse al mundo superior. Esta figura se encuentra en perfecta simetría con Céfiro quién representa lo contrario, pues es él, el encargado de traer las pasiones a la tierra. Otra de las interpretaciones barajadas es la planteada por Gombrich, quién se basa en el lado mas humanista y pedagógico de Ficino. Cuenta que en una carta mandada por Ficino a su pupilo Lorenzo de Pierfrancesco, le hablaba del papel de Venus en la formación y en el comportamiento humano. La carta también fue enviada a los responsables directos de la educación del joven para que se le inculcaran dichos preceptos en su formación. Decía Ficino, que Venus reúne todas las cualidades necesarias para el ser humano, el amor, la caridad, la gentileza, el encanto, entre muchas otras. Teniendo en cuenta la presencia de esta carta es posible que el joven Médicis estuviera interesado en ver representado algo relacionado con este hecho. Por ello Botticelli utilizó para este fin varias fuentes literarias, basándose en “El Asno de Oro” de Apuleyo, obra del siglo I d.c. de carácter platónico muy popular por entonces. En esta obra literaria se narra el juicio de Paris, concretamente el momento en el que él debe elegir a la diosa más hermosa. Mercurio es el encargado de llevar hasta el joven la manzana dorada con la que rendir homenaje a la elegida. En la historia de Apuleyo, Venus aparece en medio de esta reunión, acompañada por cupidos y ninfas, por las Tres Gracias y por las Horas que esparcen flores como ofrenda. Sin embargo, entre la representación del lienzo y lo pintado hay alguna discordancia, pues en el lienzo sólo aparece un cupido, y no las Horas en general, sino una sola. Además, tampoco se nos presenta a Paris, pero este detalle tiene su explicación, pues dicho papel corresponde al joven Lorenzo de Pierfrancesco, quién actuará como juez emulando a Paris, y finalmente él será el dueño de la pintura.

Siendo éstas las interpretaciones mas consideradas y valoradas, existen otras muchas, de menor veracidad, entre las que constan algunas como aquella que dice que “La Primavera” es una alegoría de la música, donde todos forman parte de una sinfonía; o la que lo relaciona con los meses siendo Céfiro el mes de febrero, y Mercurio el de septiembre. Y aun faltaría una por mencionar mucho más original y de índole ecológica, donde sus defensores apuntan que esta obra es un llamamiento al ser humano para poder estar en armonía con el entorno natural. Son entonces, muchas las teorías que inspiran esta gran obra del renacimiento florentino. Lo que queda claro, es que estamos ante un trabajo de gran importancia, no sólo en la trayectoria del artista, sino dentro de un momento artístico concreto.

Botticelli plasma aquí sus conocimientos artísticos e intelectuales. Sus figuras están cargadas de sensualidad casi dentro de un marco erótico, sin embargo sus rostros expresan un vació sentimental. Es el momento de unir lo divino con lo humano. Recupera lo clásico del mito, introduce el tema filosófico con matices religioso, todo envuelto en un ambiente cargado de poesía y delicadeza.

Es el perfecto espejo donde podemos ver reflejado como el arte del renacimiento consiguió alcanzar las más altas cumbres intelectuales a través de sus maestros.








...por Laura Alonso ...por Laura Alonso


Patrocinador



Otros Reportajes:


Los más comentados:




Publicidad




Patrocinador




13 comentarios en La Primavera: Sandro Botticelli

  1. “La Primavera” es una de las mejores obras de arte de todos los tiempos. El sentimiento que denota sus formas y la belleza del dibujo me provoca sensaciones que muy dificilmente encuentro en otras.

  2. Si alguien viaja a Florencia, le recomiendo la visita a la Galleria degli Uffizi para ver esta magnifica obra y recomiendo que uno se tome su tiempo para contemplar el detalle con que están pintadas las flores, su detallismo y variedad de especies es espectacular.

  3. “La Primavera” de Sandro Botticelli es una pintura de una belleza sublime. El cuadro también nos habla de el buen y el mal gobierno: Venus, en el centro, representa el conocimiento de la tradición antigua clásica. A la derecha del cuadro están los malos gobiernos, que se olvidan de las enseñanzas del pasado y por ello son arrastrados a la oscuridad y el miedo (Céfiro y el bosque), y sus actos son inconscientes, despilfarran lo que poseen y son incapaces de sembrar nada para el futuro (ninfa Floris). A la izquierda está el buen gobierno: Bajo la bendición de la sabiduría clásica reina la alegría y la felicidad (las Tres Gracias), pero también estos pueblos saben recoger el fruto de su buen hacer y saben velar y defender lo que tienen (Hermes, armado, recoge los frutos) Quienes viven bajo un buen gobierno son bendecidos por los dioses (es un don del cielo), por ello Cupido les lanza sus flechas sólo a ellos. Los buenos gobiernos llevan a la civilización; los malos gobiernos, a la barbarie.

  4. ¿En qué museo se encuentra actualmente “La Primavera” de Sandro Botticelli?. Gracias a todos y enhorabuena por PortalMundos.com.

  5. Este temple sobre tabla de Sandro Botticelli puede verse en la Galería de los Uffizi de Florencia (Italia). Os recomiendo ver, cara a cara, “La Primavera”.

  6. Sandro Botticelli pintó en “La Primavera” un cuadro de una belleza única.

  7. “La Primavera” es una estupenda obra que muestra toda la genialidad de este gran artista. Un pintor que tuviera como maestro a un fino paisajista, Fra Filippo Lippi. Un excelente maestro que diera algunos toques a Sandro Botticelli.

  8. En realidad una obra maestra debiera servir, a parte de ser objeto ornamental, en un portal que ayude a que el espíritu se encuentre con esa partitura utópica llamada paz, con ello trato de establecer la relación de una obra de pared, con las obras de arte contemporáneo que instalan la articulación arte-vida con más maestría y sinceridad.
  9. ¡Hola!

    Me encanta “La Primavera” de Botticelli, he hecho un trabajo para el instituto sobre la obra y el documento me ha ayudado mucho.

    Gracias

  10. Las obras como “La Primavera” de Sandro Botticelli son únicas e inmejorables. Tienen un aire de misterio y encanto mitológico.

  11. ¡Hola! Me encanta la obra de “La primavera” de Sandro Botticelli , estoy haciendo un trabajo de arte para el colegio y tengo que buscar información sobre las obras de Sandro Botticelli y la que más me gustó fue la de “La primavera” por eso decidí dejar mi comentario. Un beso, PortalMundos.com está muy bien.

  12. Hola, me gustaría saber cuál fue el aporte de Sandro Botticelli al mundo moderno, cuales fueron sus estudios y su relación de espíritu renacentista y el personaje (por qué fue importante en esa época) si alguien sabe algo cualquier ayuda sera necesaria, por favor muchas gracias ! :)

  13. Sandro Botticelli es un buen pintor, ¡gracias a todos! He podido encontrar aquí todo lo que necesitaba para la tarea de historia, muchas gracias.

Publicidad



En colaboración:
Fox   National Geographic Channel   Feelnoise   Foxlife   Guinness World Records   Phaidon   Blume   Editorial Planeta

| PortalMundos.com Internacional |
fltx Europa: España fltx América del Norte: México, US en español fltx América Central: Costa Rica, Cuba, El Salvador, Guatemala, Honduras, Nicaragua, Panamá, Puerto Rico, República Dominicana fltx América del Sur: Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador, Paraguay, Perú, Uruguay, Venezuela

PortalMundos Factory, S.L. | 2000 - 2017 | Hosting Profesional por :: isyourhost.com ::